ESTE PUENTE DISFRUTA DE SANTIPONCE

SAN ISIDORO DEL CAMPO.
El Monasterio de San Isidoro del Campo fue fundado, en un lugar cercano a las ruinas romanas de Itálica, por Alfonso Pérez de Guzmán y María Alonso Coronel en 1301 donde, según la tradición, había sido enterrado San Isidoro de Sevilla. Sus restos fueron descubiertos y trasladados a León en 1063.

El Monasterio desde su fundación ha estado bajo la administración espiritual y temporal de diferentes órdenes religiosas sucesivamente cistercienses, ermitaños jerónimos y Orden de San Jerónimo.

Cuaderno didáctico

ITALICA.

Los orígenes del Conjunto Arqueológico de Itálica se remontan al año 206 a.C., cuando el general Publio Cornelio Escipión, en el contexto de la segunda Guerra Púnica, derrotó a los cartagineses en la Batalla de Ilipa y estableció un destacamento de legionarios en el Cerro de San Antonio, lugar donde ya existía una población turdetana desde el siglo IV a.C. Si bien al principio ambas comunidades convivieron en este espacio próximo al Guadalquivir, pronto el elemento romano impuso sus modos sociales y políticos. En la segunda mitad del siglo I a.C. la ciudad adquiere el estatuto municipal y, pasado el tiempo, durante el gobierno del emperador Adriano (117-138 d.C.), el de colonia, con lo que se equipara administrativamente a la metrópoli.

Actualmente, el Conjunto Arqueológico de Itálica muestra al visitante un expléndido anfiteatro romano y da la posibilidad de pasear por el trazado de lo que fueron sus calles, así como de conocer las casas, edificios públicos, objetos de arte y utensilios de la vida cotidiana utilizados por sus habitantes.

Cuadernos Didácticos

 

VÍA VERDE DE ITÁLICA.

Desde las inmortales ruinas de Itálica a los recuperados parajes naturales del Guadiamar. Una ruta sembrada de ruinas y tesoros

Discurre por la antigua línea de tren que unía Aznalcóllar con San Juan de Aznalfarache, el trazado ferroviario más oriental de todos los que se construyeron en la Faja Pirítica del suroeste ibérico, tuvo como función principal el transporte de minerales desde las minas de la zona hasta el muelle de “Los Gordales”, en el río Guadalquivir, pasando por la localidad de Santiponce, donde se encuentran los restos de la ciudad romana de Itálica.

 

Museo Municipal de Santiponce. Fernando Marmolejo.
El museo se encuentra junto al teatro romano de Santiponce y posee una amplia superficie expositiva, distribuida en una planta baja, que presenta espacios fragmentados, y una planta alta con tres salas para exposiciones temporales.

La colección permanente se compone de obras procedentes de la donación realizada por el ilustre orfebre  Fernando Marmolejo Camargo. Entre las más representativas se encuentran varias reproducciones de famosos tesoros arqueológicos, como la corona de Recesvinto, el candelabro tartésico de Lebrija, las llaves almohades de la ciudad de Sevilla, etc., encargados por el Ministerio de Cultura.

 

https://empresariosdesantiponce.wordpress.com/que-ver/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s